Blog de Juguetes

Todo sobre juguetes

Cómo elegir un juguete en esta Navidad

Cómo elegir un juguete en esta Navidad

Cómo elegir un juguete en esta Navidad

tienda_juguetes-navidadA pesar de la notable popularidad que han adquirido los artículos tecnológicos durante los últimos años, los juguetes siguen siendo los amos y señores a la hora de elegir un regalo para navidad. De cierta forma, regalar un juguete equivale a poner la mirada en los niños, quienes en esencia representan el centro de esta festividad de fin de año.

Ahora bien, el acto de regalar un juguete en navidad no debiera traducirse meramente en el poco simbólico afán consumista de regalar por regalar sino que, idealmente, debiese contemplar una serie de factores que permitan decidir qué juguete es el más apropiado para la persona que lo recibirá: edad, etapa de crecimiento, materiales del juguete, etc.

Más allá del valioso hecho de que un juguete sea una herramienta que proporciona entretención a los niños, es preciso tener en cuenta que tras su diseño y fabricación existen una serie de patrones que dan cuenta de cierto aporte a la personalidad de los pequeños. Mientras unos juguetes pueden ser facilitadores de la vocalización, otros serán moderadores de la motricidad fina y así sucesivamente.

Teorías psicológicas implicadas

Aunque no constituye el eje central de nuestro blog, es conveniente conocer al menos que en el desarrollo de los niños intervienen una serie de factores que son tratados de muy buena manera por diferentes teorías psicológicas. Dentro de estas, tal vez la más famosa sea la del francés Jean Piaget, quien formula la existencia de estadios o etapas de desarrollo que, si se tienen en cuenta a la hora de elegir un juguete para esta navidad, nos facilitaría sin lugar a duda la tarea.

  • Etapa sensoriomotriz: este estadio del desarrollo psicológico tiene lugar entre el nacimiento y los dos años de edad, conforme los pequeños empiezan a procesar la información que reciben a través de sus sentidos y de su capacidad de interactuar con los demás y con el mundo que los rodea. Durante esta etapa del desarrollo, los niños aprenden a manipular objetos, a pesar de que no pueden comprender la permanencia de estos si no se encuentran dentro del alcance de sus sentidos. Dicho de otro modo, una vez que un objeto desaparece de la vista del pequeño, éste no podrá entender que ese objeto o persona todavía exista. Por esta razón les resulta tan atractivo y entretenido el juego al que muchos adultos juegan con sus hijos, consistente en esconder su rostro tras un objeto, como un cojín, y luego volver a “aparecer”.

sensoriomotrizEs un juego que contribuye, además, a que los niños aprendan la permanencia del objeto, que es uno de los mayores logros de esta etapa: la capacidad de comprender que estos objetos o personas continúan existiendo aunque no pueda verlos. Esto incluye la capacidad para entender que cuando la madre sale de la habitación, regresará, lo cual aumenta su sensación de seguridad. Esta capacidad suelen adquirirla hacia el final de esta etapa y representa la habilidad para mantener una imagen mental del objeto (o persona) sin percibirlo.

  • Etapa preoperacional: comienza cuando el niño ya ha comprendido la permanencia de objeto y se extiende aproximadamente desde los dos hasta los siete años de edad. Durante esta etapa del desarrollo, los niños aprenden cómo interactuar con su ambiente de una forma más compleja por medio del uso de palabras y de imágenes mentales. Este estadio está marcado por el egocentrismo o la creencia de que todas las personas ven el mundo de la misma manera que él o ella.

preoperacionalAdemás, creen que los objetos inanimados poseen las mismas percepciones que ellos pudiendo ver, sentir, escuchar, etc. Un segundo elemento importante en esta etapa del desarrollo de los niños es la Conservación, que es la capacidad para comprender que la cantidad no cambia cuando la forma cambia. Es decir, si el agua contenida en un vaso corto y ancho se vierte en un vaso alto y fino, los niños en esta etapa creerán que el vaso más alto contiene más agua debido solamente a su altura. Esto es debido a la incapacidad de los niños de entender la reversibilidad y debido a que se centran en sólo un aspecto del estímulo, por ejemplo la altura, sin tener en cuenta otros aspectos como la anchura.

  • Etapa de las operaciones concretas: Esta etapa se da entre los siete y doce años aproximadamente y está marcada por una disminución progresiva del pensamiento egocéntrico y por la capacidad creciente de centrarse en más de un aspecto de un estímulo. Los niños, a esta edad, pueden entender el concepto operaciones-concretasde agrupar, sabiendo que un perro pequeño y un perro grande siguen siendo ambos perros, o que los diversos tipos de monedas y los billetes forman parte del concepto más amplio de dinero.

Solamente pueden aplicar esta nueva comprensión a los objetos concretos (aquellos que han experimentado con sus sentidos). Es decir, los objetos imaginados o los que no han visto, oído, o tocado, continúan siendo algo místicos para estos niños, y el pensamiento abstracto tiene todavía que desarrollarse.

  • Etapa de las operaciones formales: en la etapa final del desarrollo cognitivo (desde los 12 años en adelante), los niños comienzan a desarrollar una visión más abstracta del mundo y a utilizar la lógica formal. Pueden aplicar la reversibilidad y la conservación a las situaciones tanto reales como imaginadas. También desarrollan una mayor comprensión del mundo y de la idea de causa y efecto. Esta etapa se caracteriza por laEtapa de las Operaciones formales capacidad para formular hipótesis y ponerlas a prueba para encontrar la solución a un problema.

Otra característica de los niños en esta etapa es su capacidad para razonar en contra de los hechos. Es decir, si le dan una afirmación y le piden que la utilice como la base de una discusión, es capaz de realizar la tarea. Por ejemplo, pueden razonar sobre la siguiente pregunta: ¿Qué pasaría si el cielo fuese azul?”.

La elección del juguete apropiado

Conocer al menos estos sencillos fundamentos detrás de la teoría psicológica del desarrollo de Piaget te permitirá tener en cuenta argumentos sólidos a la hora de que elijas el próximo regalo que comprarás para esta navidad. No cabe duda que la elección de un juguete que se le regalará a un niño es un acto que involucra mucha responsabilidad y que no se trata simplemente de cumplir con el protocolo que dicta la fecha, sino que así como proteger la inversión de dinero que se haga (esperando que el juguete sea utilizado y no guardado porque no le produce ni la menor curiosidad al niño), un juguete siempre podrá ser considerado como un elemento que cumplirá un rol dentro del desarrollo de la personalidad de estos.

Ahora, como sabes que cada etapa del desarrollo está marcada por ciertas capacidades que pueden desplegar los niños y por determinadas limitaciones que, por más que lo quieras, no podrás revertir, comprenderás que no todos los juguetes son apropiados para todas las edades. Así, un pequeño de algunos meses de edad disfrutará mucho más tocando y mirando los objetos que armando ciudades o ejércitos. Si a un niño de 6 meses le regalas un set de autitos, seguramente los tocará y los lanzará lejos una y otra vez pero jamás se dedicará a friccionarlos en el suelo para que avancen. Y así con el resto de las edades: a cada etapa del desarrollo, un juguete distinto.

Marta Abad

Bebés, Juguetes niños

Creativa, curiosa y apasionada de mi trabajo. Adoro leer, pasear y estar con mi familia y amigos. Estudié magisterio y, desde entonces, cada día es una aventura. Comparto mis experiencias en mis blogs siempre que puedo.

You must be logged in to post a comment

@ 2017 Blog de Juguetes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Featuring Advanced Search Functions plugin by YD